Líderes de oposición en Morelos exigen salida del Comisionado de Seguridad por crisis de violencia

0
23

Ante la crisis de violencia que permea en el estado de Morelos y la masacre ocurrida en el municipio de Huitzilac, liderazgos estatales de los partidos que conforman la coalición ‘Dignidad y Seguridad por Morelos, Vamos Todos’ exigieron la renuncia inmediata de José Antonio Ortiz Guarneros, comisionado de Seguridad Estatal del gobierno de Cuauhtémoc Blanco.

Durante una rueda de prensa, Jonathan Márquez del PRI, Sergio Prado del PRD, Óscar Cano en representación del PAN, y Karla Aldama de RSP, instaron a la salida no solo de Ortiz Guarneros, sino de todos los mandos policiales al considerar una evidente incapacidad para atender la crisis de violencia en el estado.

Los líderes de la oposición sugirieron que los recientes actos violentos en Huitzilac y las omisiones evidentes del responsable de seguridad en Morelos podrían ser una estrategia para infundir miedo y terror entre los ciudadanos, con la intención de inhibir la participación electoral y la libertad de votar en las próximas elecciones.

Al respecto, Jonathan Márquez expresó: “José Antonio Ortiz Guarneros es responsable, junto con el gobernador Cuauhtémoc Blanco, de las graves omisiones en materia de seguridad o es cómplice de quienes generan la violencia en Morelos”.

Los representantes estatales reafirmaron su compromiso con el pueblo y aseguraron que no se dejarán intimidar por actos de violencia. Instaron a tomar medidas urgentes para detener la crisis de seguridad que afecta al estado de Morelos.

Por otro lado, denunciaron una intensificación de la guerra sucia contra Lucy Meza, candidata a la gubernatura de Morelos, y otros candidatos de la coalición. Alegaron que esta campaña difamatoria está respaldada por figuras políticas como Adán Augusto López y Ricardo Peralta, ex secretario y ex subsecretario de Gobernación respectivamente.

Los líderes también acusaron a la Fiscalía Anticorrupción de actuar como un brazo ejecutor del partido Morena para perseguir a candidatos de oposición que lideran en las encuestas municipales, como Jose Luis Uriostegui en Cuernavaca y Jesús Corona en Cuautla.